Tartaletas de frutas

Genuinus-Tartaletas-frutas-8

Tartaletas de frutas

Hoy vamos a utilizar para nuestra receta un producto de temporada que es una auténtica delicia.

Estamos en época de fresones y es el mejor momento para poder degustarlos bien jugosos, tersos y dulces, haciendo de nuestros postres una auténtico placer.

En esta ocasión, os proponemos unas tartaletas de fruta, con fresones y kiwis, que además de ser una combinación bien vistosa, es un postre fantástico, ideal para el final de un almuerzo o cena, pero también para una merienda o un brunch.

Os recordamos lo importante que es utilizar ingredientes de calidad para estas preparaciones. La diferencia es abismal.

Y lo mejor de todo, es que podéis prepararla con antelación.

¡Esperamos que os guste!

 

INGREDIENTES:



Crema pastelera:

1/2 litros de leche entera

1 vaina de vainilla

Piel de medio limón (solamente la parte amarilla)

125 gr de azúcar

40 gr Maizena

4 yemas de huevo

 Masa quebrada: (6 tartaletas individuales)

125 gr. de mantequilla

100 gr. de azúcar

1 huevo entero

250 gr. de harina

1 sal

Relleno artaletas:

8 onzas de chocolate 70%

20 fresas

6 kiwis

Hojas de menta para decorar

 Brillo:Genuinus Tartaletas frutas 7

1 vaso de agua (200 ml)

1 sobre de gelatina neutra (10 gr)

2 cucharadas soperas de azúcar

ELABORACIONES:

Crema pastelera:

Cortar longitudinalmente la vaina de vainilla, abrirla y con un cuchillo, rascar para sacar las semillas de dentro.

Poner en un cazo amplio la leche con las semillas de vainilla, el resto de la vaina y la piel del limón. Dejar a fuego medio hasta que rompa a hervir. (Mejor ir removiendo de vez en cuando para evitar que la leche se pegue).

Batir las yemas de huevo con el azúcar y la Maizena. Cuando la leche rompa a hervir, incorporar esta mezclar, bajar el fuego y no dejar de mezclar con unas varillas.

Cuando empiece a espesar, apagar el fuego, tapar con film o una tapa el cazo y dejar reposar hasta que enfríe.

(Si han quedado grumos, puedes pasar la batidora para eliminarlos).

Mientras enfría, hacemos la masa quebrada.

Brillo:

Calentar el agua al microondas o al fuego hasta que empiece a hervir.

Mezclar bien con el azúcar y la gelatina y dejar enfriar en la nevera hasta el momento de utilizar.

Masa quebrada:

Cortamos la mantequilla a dados y la dejamos durante unas horas fuera de la nevera para que coja temperatura y se ablande.

Cuando esté blandita (como pomada), la mezclamos con las manos limpias, con el azúcar. Cuando esté bien mezclado, añadir el huevo y volver a mezclar.

Incorporar a la mezcla la harina tamizada y la pizca de sal. Mezclar bien con las manos. Veréis que al principio es muy viscoso y pastoso pero poco a poco se va haciendo una masa que no se pega a los dedos. En ese momento dejamos de mezclar y hacemos una bola con la masa. La envolvemos con papel film y la dejamos reposar en la nevera durante 30min.

Precalentar el horno a 180º (arriba y abajo).

Pasado este tiempo, la ponemos en una superficie lisa y limpia enharinada y la separamos en 6 trozos. Con la ayuda de un rodillo hacemos de cada trozo, una lámina de unos 2cm de ancho. Engrasamos los moldes y ponemos la masa en cada uno de ellos, presionando ligeramente en los bordes. Quitamos los excesos de los bordes que puedan haber.

Pinchamos la base y los laterales de la masa para que no se inflen en la cocción. Si lo preferís, podéis poner papel vegetal encima de la masa  y encima, poner legumbres como garbanzos o judías de forma que su peso no permita que la masa se infle.

Introducir los moldes con la masa en el horno y cocinar durante 20-25min.

Sacar y dejar enfriar.

Cuando esté fría la masa, desmoldar con cuidado.

Relleno tartaleta:Genuinus-Tartaletas-frutas-12

Fundir el chocolate en un bol al microondas (a potencia máxima de 30 en 30 segundos con cuidado que no se queme).

Con la ayuda de una brocha de cocina, poner una capa fina en la base de la masa quebrada ya cocinada. (Esto evitará que la masa se reblandezca con la crema pastelera).

Cuando esta capa de chocolate esté fría, poner un par de cucharadas de crema pastelera en cada tartaleta y dejar la superficie lo más lisa posible con una lengua de repostería o el dorso de la cuchara.

Cortar láminas de las fruta e ir intercalando, como en la fotografía.

“Coronar” con una fresa laminada y unas hojas de menta.

Con un pincel, pintar con cuidado las frutas y la menta con cuidado de no pintar la masa.

Este paso es opcional, pero recomendable ya que evitará que la fruta se reblandezca y hará que la tartaleta tenga un brillo apetecible.

Reservar en la nevera hasta la hora de servir.